Enerproyec

AUTOCONSUMO

Podemos definir el autoconsumo eléctrico como la producción de electricidad que realiza una edificación (casa, vivienda, edificio, espacio…) para su propio consumo. El autoconsumo fotovoltaico ayuda a no depender completamente de terceros (compañías eléctricas, de gas…), consiguiendo un ahorro económico. También supone un gran ahorro energético, porque generar energía en el mismo terreno donde se utiliza es más rentable que conseguirla de una central eléctrica, esto se debe en parte a las pérdidas de energía que se producen en el momento de transportarla de un lugar a otro, por lo tanto, cuanto más cerca esté la fuente de energía mucho mejor. 

El autoconsumo energético se puede lograr con varias fuentes de energía y las más destacables son las energías renovables como son la energía solar y la energía eólica. Por ejemplo, en España donde hay muchas horas de sol y gran potencia lumínica se opta más por el autoconsumo solar fotovoltaico. Esto quiere decir que el autoconsumo en España se suele ejecutar con energía solar y limpia.

Actualmente, mediante lo que se denomina compensación simplificada, la compañía eléctrica nos compensa, en la factura de la luz, los excesos de producción que tenga nuestra instalación y que se viertan a la red eléctrica

El esquema básico instalación autoconsumo solar fotovoltaico consta de unas placas solares, cableado, un inversor fotovoltaico y un dispositivo de control de vertido. Las placas solares son las encargadas de generar la energía eléctrica a partir de la radiación solar que incide sobre ellas, el inversor convierte esa energía eléctrica de continua a alterna para hacerla apta para el consumo de los equipos eléctricos y el cableado conecta los equipos fotovoltaicos. El dispositivo de vertido cero, es para evitar verter energía en la red eléctrica.A